Con el colorido propio de los “castillos de guaguas de pan” y las “mojigangas”, Jongovito celebró su fiesta patronal en honor a San Pedro y San Pablo, patronos de este corregimiento ubicado al borde occidental de la ciudad de Pasto.

En compañía de algunos amigos jongovitenses, Germán Chamorro de la Rosa apreció el desfile de bandas y comparsas que, con música y bailes autóctonos de la tierra, recorrieron las principales calles del corregimiento, adornadas para la ocasión.

Una misa celebrada en la Iglesia de la Inmaculada Concepción, hizo parte de la fiesta que tradicionalmente comienza el 29 de junio y se prolonga hasta el primero de julio de cada año.

“Las guaguas de pan”, muñecas amasadas con harina de trigo, fueron expuestas en la Plaza principal, dispuestas en estructuras que simulan castillos y acompañadas de variedad de productos agrícolas de la zona, como un tributo de agradecimiento al territorio. Por su parte, las “mojigangas”, colectivos de hombres disfrazados de mujeres, le pusieron picardía a la fiesta a la que se sumaron también disfraces de toda clase elaborados con costales de fique.

Las fiestas de Jongovito hacen parte de la cultura de Pasto y reflejan la idiosincrasia de nuestro municipio rural.